domingo, 17 de diciembre de 2017

Frank Sinatra y el jazz en Aragón Radio (podcast)

Frank Sinatra ensayando (años cincuenta)
En 1957 la Enciclopedia del Jazz editada en París reconocía a Frank Sinatra como uno de los pocos vocalistas de jazz, junto a Ella Fitzgerald o Billie Holiday. Unos posts atrás, recordábamos el fortuito encuentro en Madrid que terminaría con Frank Sinatra cantando "All of me" junto a Duke Ellington en el escenario del cine Carlos III en el año 1956. LA carrera musical de Frank Sinatra fue fundamentalmente jazz. Sin la presencia de Count Basie (y por extensión, de Quincy Jones) el "sonido Sinatra" no hubiera sido lo mismo. Sinatra no hubiera sido el mismo sin la profunda influencia que sobre él y sobre su manera de interpretar ejercerían cantantes como Billie Holiday, Ella Fitzgerald o incluso Louis Armstrong; o músicos como Tommy Dorsey, Harry James o Antonio Carlos Jobim. Como resultado, probablemente Sinatra ha sido y será para los restos, el mejor cantante de jazz de la historia.

Sinatra y el Nat King Cole trio, pasándolo bien.
El pasado viernes tuve la oportunidad de hablar sobre esta relación entre Frank Sinatra y el jazz en el programa Comnidad sonora de Aragón Radio, junto a Alberto Guardiola y Miguel Ángel Tapia. Para tal ocasión debía elegir tres canciones representativas del Sinatra más jazzístico y tras mucho pensar, fue inevitable recurrir a Count Basie. Mi elección fue "Nice work if you can get it" (1962, "Sinatra-Basie: an historic musical first"), "Hello Dolly" (1964, "It might as well be swing") y finalmente, "Mack the knife" (1984 "L.A. is my lady") Efectivamente, del LP "Sinatra-Basie..." podría haber elegido cualquier tema pues todo el disco es un legado imprescindible para la historia del jazz pero si elegí "Nice work if you can get it" fue por el desenfado que muestra Sinatra al cantar esta canción. Su ambición de juguetear con la letra y con la melodía, su hambre de improvisación y en definitiva, lo bien que se lo pasa cantándola, una diversión que se transmite inmediatamente al oyente. Fundamentalmente, elegí este tema por su sección final. En ella Sinatra realiza la máxima expresión del fraseo que tan famoso le hizo e imitando el acompañamiento del viento, une las dos estrofas del estribillo a una velocidad vertiginosa cantando "It's nice work/ifyoucangetitandyoucangetitifyoutry" y responde el viento. Es espectacular. Lo escuchamos aquí:



Si la segunda fue "Hello Dolly!" de nuevo junto a Count Basie, no solo es por el homenaje que representa a Louis Armstrong. Creo que es la canción más vertiginosa que grabó Sinatra, culminándola con un "oh, yeah" armstrongiano que seguro, haría sonreír al trompetista. Capítulo aparte merece la atómica y desbordante orquesta de Count Basie máxima expresión del más rabioso swing en esta ocasión. Y finalmente, "Mack the knife" una canción de cuya grabación nunca se sintió orgulloso Frank pero que a mi me parece una delicia. Quincy Jones actualiza el sonido de la orquesta de Basie de los sesenta y lo adapta a los ochenta. Además, en el estudio podemos encontrar a figuras del jazz como Lionel Hampton o George Benson. Vuele a ser este Sinatra desenfadado y juguetón que tanto nos entusiasma y aunque sabemos que la versión de Bobby Darin es insuperable, esta "Mack the knife" de Sinatra está entre las mejores versiones que se grabaron.

Pero el programa radiofónico Comunidad sonora también sirvió para hablar de la exposición "Frank Sinatra: la voz del siglo" que ahora podemos visitar en el Bar Riga de Alagón (Avda. Zargoza, 8) y que reanudará su itinerancia en el año 2018 cuando se cumplen veinte años de la muerte de Frank Sinatra. Esta exposición cuenta con nuevas obras como la aportación de la artista italiana Paola Lomuscio (Andria), autora del libro "Io e la mia matita" en el que muestra todas sus creaciones y se puede conseguir en Amazon. Precisamente, la contraportada del libro consiste en el retrato de Frank Sinatra que envió para la exposición.

La obra de Paola Lomuscio para la exposición "Frank Sinatra la voz del siglo"
A continuación escuchamos el programa completo. Es necesario aclarar que la versión que suena en el programa de Nice work if you can get it es la que Sinatra grabó en 1957 para  A swingin' affair, así que no se trata de la orquesta de Count Basie sino de la orquesta de Nelson Riddle. Aunque no era la elegida, también podemos relacionar esta versión anterior con el jazz, pues es uno de los mejores ejemplos del fraseo de Frank en un swing relajado. El resto de las canciones sí son las comentadas anteriormente.Espero que lo disfruten tanto como yo al participar en el programa. Agradezco a Alberto Gurdiola y a Miguel Ángel Tapia, la oportunidad de volver a hablar de Sinatra en la radio. Siempre es un placer. Enlace podcast: Aquí
Antes de comenzar el programa, entre Miguel Ángel Tapias y Alberto Guardiola

Terminamos con un vídeo muy curioso en el que Sinatra aborda "The best is yet to come" solo con acompañamiento de contrabajo, piano y guitarra. Destaca el papel, al piano, de Vinny Falcone.


6 comentarios:

  1. Sin duda, Sinatra es Jazz. Desde los inicios ("All ir nothing at all"), hasta el final, perfectamente ejemplificado por ti con ese "Mack the knife". Excelente lección musical, Marcos: un recorrido por la esencia de la mejor música popular del siglo XX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado José Antonio. Un fuerte abrazo y espero que no te importara la mención...jeje

      Eliminar
    2. En absoluto, Marcos. ¡A ver si hay suertecilla...!

      Eliminar
  2. Una joya de los clasicos del siglo XX, voz inigualable, desde sus inicios hasta los últimos años de interprete. Un ejemplo a seguir dentro de la música.

    ResponderEliminar